Qué es la Inteligencia Organizacional Ejecutiva

Te preguntarás el porqué de que nuestro logo diga: Executive Organizational Intelligence. En Perceptians, queremos impulsar un modelo de liderazgo que tenga en cuenta toda la sistémica de las organizaciones. Pero no una cualquiera, sino la especializada en dirigir la organización en conjunto a conseguir lo que se propone. Si liderar, es liderar inteligencias, mover las organizaciones hacia sus objetivos es liderar una inteligencia que es colectiva y sistémica. Tener en cuenta este concepto, y saber en la práctica cómo modelar esta inteligencia, nos permitirá llevar a nuestra organización a un estadio nuevo, a través de nuestro liderazgo: una organización ejecutiva.

¿A qué llamamos Inteligencia Organizacional Ejecutiva?

Cerremos las puertas, porque nos toca mirar hacia dentro de la organización solamente, para entender cómo funciona, cómo piensa, cómo siente y cómo se habla a sí misma. Es decir, nos toca verla como una totalidad, como un sistema interrelacionado e interdependiente. Y esto es algo irremediable, si hablamos de muchas inteligencias juntas. No podemos descartar la hipótesis de que nuestra inteligencia influye a la de los demás, la de los demás influye en la nuestra, y la del sistema influye al conjunto. Todo lo que somos crea, y lo que creamos nos influye como un bucle que no para. Vamos a por lo que solemos denominar pensamiento sistémico. Una totalidad irremediable se revela y espera ser liderada.

El talento de un grupo, una sociedad o una organización es su capacidad de elegir bien las metas y de movilizar todas la inteligencias individuales que lo componen para conseguir alcanzarlas, aumentando al mismo tiempo sus posibilidades

Jose Antonio Marina

Pues bien, nuestro concepto de Inteligencia Organizacional Ejecutiva, hace hincapié en la necesidad de trabajar los aspectos que determinan cómo está siendo la organización a nivel de funciones. Cómo la podemos ayudar a conseguir las metas que tiene conjuntamente. Cómo en el caso de las personas, las dinámicas que pasan en una organización la constituyen como ente vivo, y producen su coexistencia, dinamismo y ser diario. Lo que los equipos hacen conjuntamente cada día, conforma un conjunto que tiene más o menos una forma, un estilo, unos hábitos, unas rutinas buenas, pero también quizá unos déficits que no ayudan a avanzar. Pensamientos, emociones, creencias y acciones son revisadas cuando analizamos la IOE de una organización. Porque todo es inteligencia.

¿Dónde podemos ver, analizar y observar cómo es la Inteligencia Organizacional Ejecutiva de nuestra organización?

Mi trabajo todos estos años, me ha llevado a la conclusión, de que se pueden observar los comportamientos propios de cada función ejecutiva de la inteligencia de la organización, en procedimientos, formas de trabajo, creencias y otros aspectos. Igual que las podemos observar en los líderes, las podemos ver en conjunto: las rutinas, metodologías, hábitos de trabajo, su cultura, y mucho más, hacen a las organizaciones más o menos ejecutivas. Con esta observación, podemos saber así dónde es fuerte o débil la organización en su conjunto. Es decir, podemos convertir esa inteligencia que parece algo abstracto, en aspectos aterrizados y susceptibles de ser intervenidos. Aquí puedes ver 5 ejemplos de cómo identifico dentro de la Inteligencia Organizacional Ejecutiva de una organización si existen dinámicas en torno a una función o si ésta es una fortaleza o debilidad del sistema:

Mira estos ejemplos, dónde podrás observar la IOE de tu organización

  • Función Ejecutiva 1 – Activación: en los procedimientos que se relacionan con la carga de trabajo, descansos, jornadas y aspectos concretos que consumen o reparten bien la energía de la organización. Todo esto es clave, para
  • Función Ejecutiva 2 – Atención: si hay visión clara, si se sigue y se actualiza. Si hay concentración o desatención constantes. Todo esto es clave para saber si la organización tiene claro su camino, y solo mira hacia él, o es promiscua.
  • Función Ejecutiva 3 – Motivación: si los equipos sienten ilusión, tienen ganas de trabajar, hay retos movilizadores, o por el contrario un clima de apatía. Todo esto es clave para que la organización sea una fuente de motivación, o todos vayan sin ganas.
  • Función Ejecutiva 4 – Planificación y organización: si existen plannings, si se comparten tecnológicamente, si se hace seguimiento de las tareas, o se disparan al aire. Todo esto es clave para que la organización sea una organizada, o una caótica.

Como ves, todo esto es observable, medible y, por su puesto, gestionable desde el liderazgo. Este es el concepto de sistémica que trabajo en Perceptians, y sobre el que el Modelo Ejecutivo de Liderazgo pretende influir.

Nos vemos en la acción 😉

¡Seguimos!

¿Te ha parecido enfocado práctico organizativo este post?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

5/5

También puedes compartirlo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.